16 dic. 2012

Final del Petzl y proximamente otro viaje



 3er y ultima parte!!
¡¡8 A+ segundo pegue y  segundo largo que suma 8b+ casi a vista!!
La primera parte eran unos 6m de placa de 7ª luego un desplome bastante intenso de unos 45 °, dotado de algunos bidedos duros y muy poco pie y  aquí empezaba mostrarte el grado la via y donde cai llendo a vista. La primer cadena a 30 mts de 8a+ salio en el segungo intento sin problemas. A partir de ahi empezaba otra historia; casi 20 mts más de via y las dos en conjunto conformaban un 8b+ que aceleraba el corazón de cualquiera. Sinceramente no esperaba seguir más allá de los primeros 30 mts, ya que la guia la proponia como proyecto de 8b+, por lo cual en el primer pegue no probé ningun paso. Al llegar tan fresco a la cadena del primer largo  la buena energía y la motivación me llevaron para arriba. “Ya fue, la pruebo a todo o nada”. Los primeros pasos los empecé muy desprolijo, pero a medida que avanzaba, las ganas de subir y el real desconocimiento de la vía me llevaron a un punto de empezar a literalmente lanzar de una regleta en otra. Mis gritos de esfuerzo retumbaban como alaridos en ese cañadón que me veía dejarlo todo y aferrarme a la roca como podía; era un 8b+ y 40m de cuerda de contra peso. Una, dos, tres, infinitas regletas  y chapas iban quedando atrás y yo las miraba pasar con la energia que iba bajando en cascada. No había lugar para descansar, no había manija, ni romo  ni nada, era a todo o nada, a poner a prueba la resistencia física y mental. Parecía que lo iba a lograr pero llegué a un punto desde no entendía como seguir, banqué, banqué y banqué como pude pero no logré visualizar y la fuerza me abandonó, tuve que colgarme y mirarla sentado en el arnés, cómo se me escapo, luego de ese paso no muy difícil pero complejo, restaban unos 4m de buenas tomas, imposible de caerse hasta la cadena. Me bajé contento, feliz de haber conseguido tanto sin esperarlo.
 Comienzo de la via en placa                                                                  



 

 

En resumen y sin más que unas últimas palabras sobre este inolvidable viaje, no puedo sino expresar mi enorme satisfacción por lo conseguido, por la performance que me deja a un paso de aquellos grandes objetivos que aparecen en los videos de youtube y a su vez de lo mucho que aún puedo y debo mejorar.
Quedaron muchos proyectos sin probar y otros que no le puede si quiera hacer un segundo pegue para encadenar, el tiempo se hizo escaso entre la gran cantidad de gente y los 6 días de escalada.

Quiero expresar mi especial agradecimiento a ROTPUNKT que me bancó el viaje y me dio su ropa de excelente calidad; también a mis compañeros de viaje (Santiago Liska que saco fotos y Romina en sus eternos seguros). También quiero remarcar lo exelente de la organización, los detalles tenidos en cuenta y el nivel verdaderamente internacional que lograron en ese alejado cañadón chubutense. La gente de PETZL se pasó y pensaron en todo, guías a color, baños por doquier, bomberos, médicos, seguridad, predisposición, buena onda, una comida, una remera, una magnesiera ¿todo por 150? Difícil de creer pero real, en fin, impecable.
Considero que este tipo de eventos son más que necesarios en nuestro país que cuenta con un gran potencial pero como siempre con poco presupuesto. Ojalá que esto sea un punto de partida para mucho más y así empezar a pensar en la Argentina como un spot indiscutido en escalada deportiva a nivel internacional. Sé que falta mucho por recorrer pero por algo se empieza.
¡Buenas escaladas para todos!